“Por ser él, único desendiente de ‘esclavos’, pues su apellido expresa su ascendencia de abolengo que nos indica el origen de sus progenitores.

Siendo abogado de oficio, nunca claudicó, tampoco modificó ni cambió de la escritura del apellido que acuñaba.

Las generaciones de los jóvenes que van a continuar con las tareas de patriotismo: Encarnar los principios que enarboló el Patricio Francisco del Rosario Sánchez, se mantendrá por siempre estampado en la frase: “Cuando muera, digan que yo soy la “BANDERA”, envuelvan mi cuerpo en el Manto Tricolor.

Por: José Rivera Naranjo, Periodista.